Los efectos de la soledad en las personas de la tercera edad Informe 2019

Comparte este artículo con tus familiares, amigos o conocidos

Los seres humanos somo seres sociales. Nuestra conexión con los demás nos permite sobrevivir y prosperar.

Sin embargo, a medida que envejecemos, muchos de nosotros estamos solos con más frecuencia que cuando éramos más jóvenes, lo que nos deja vulnerables al aislamiento social y a la soledad, así como también a problemas de salud relacionados a la misma, como el deterioro cognitivo, la depresión y las enfermedades cardíacas.

Afortunadamente, hay maneras de contrarrestar los efectos negativos que produce la misma.

Diferencias entre aislamiento social y soledad en personas mayores

Investigadores apoyados por el NIA están estudiando las diferencias entre el aislamiento social y la soledad, sus mecanismos y factores de riesgo, y cómo ayudar a las personas que transitan estas afecciones. La NIA está interesada en innovar en cuanto al desarrollo de nuevas intervenciones para abordar el aislamiento social y la soledad, que son factores de riesgo que producen una disminución de la calidad de vida de la persona de la tercera edad que la padece durante el envejecimiento.

El aislamiento y la soledad que atraviesan las personas de la tercera edad en números

El aislamiento social y la soledad no siempre van de la mano. Alrededor del 28% de los adultos mayores en Estados Unidos, o 13.8 millones de personas, viven solos, según un informe de la Administración para el Envejecimiento de la Vida Comunitaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, pero muchos de ellos no están solos o aislados socialmente. Al mismo tiempo, algunas personas se sienten solas a pesar de estar rodeadas de familiares y amigos.

Efectos del aislamiento social y la soledad en la salud de las personas de la tercera edad

La investigación ha relacionado el aislamiento social y la soledad con mayores riesgos de una baja calidad de vida, relacionada a cuestiones físicas y mentales: presión arterial alta, enfermedades cardíacas, obesidad, un sistema inmunológico debilitado, ansiedad, depresión, declive cognitivo, enfermedad de Alzheimer e incluso la muerte.

Las personas que se encuentran inesperadamente solas debido a la muerte de un cónyuge o pareja, la separación de amigos o familiares, la jubilación, la pérdida de movilidad y la falta de transporte constituyen un grupo de riesgo.

Por el contrario, las personas que participan en actividades significativas y productivas con otras personas tienden a vivir más tiempo, a mejorar su estado de ánimo y a tener un sentido de propósito. Estas actividades parecen ayudar a mantener su bienestar y pueden mejorar su función cognitiva, según muestran los estudios.

Rompiendo moldes en la investigación de la soledad

Mucho de lo que sabemos sobre las causas y los efectos del aislamiento social y la soledad proviene de la investigación pionera del difunto John T. Cacioppo, Ph.D., ex director del Centro de Neurociencia Cognitiva y Social de la Universidad de Chicago y becario del NIA.

La investigación del Dr. Cacioppo encontró que estar solo y la soledad son diferentes, pero están relacionadas. El aislamiento social es la separación física objetiva de otras personas, mientras que la soledad es el sentimiento subjetivo de angustia de estar solas o separadas. Es posible sentirse solo entre otras personas, y usted puede estar solo pero no sentirse solo.

Pionero en el campo de la neurociencia social, el Dr. Cacioppo falleció en marzo de 2018. Su esposa y colaboradora, Stephanie Cacioppo, Ph.D., continúa su trabajo como profesora asistente de psiquiatría y neurociencia conductual en la Universidad de Chicago y directora del Laboratorio de Dinámica Cerebral de la universidad, apoyado por el NIA.

“La miseria y el sufrimiento causados por la soledad crónica son muy reales y merecen atención”, dijo. “Como especie social, somos responsables de ayudar a nuestros hijos solitarios, padres, vecinos e incluso extraños de la misma manera en que nos trataríamos a nosotros mismos. Tratar la soledad es nuestra responsabilidad colectiva“.

Comprendiendo la biología de la soledad en la tercera edad

Perder el sentido de conexión y de comunidad cambia la percepción que una persona tiene del mundo.

La persona de la tercera edad que experimenta una soledad crónica se siente amenazado y desconfiado de los demás, lo que activa un mecanismo de defensa biológica, según el Dr. Steve Cole, director del Laboratorio Central de Genómica Social de la Universidad de California en Los Ángeles.

Su investigación financiada por el NIA se centra en la comprensión de las vías fisiológicas de la soledad (las diferentes formas en que la soledad afecta el funcionamiento de la mente y el cuerpo) para poder desarrollar estrategias de intervenciones sociales y psicológicas para combatirla.

Por ejemplo, la soledad puede alterar la tendencia de las células del sistema inmunológico a promover la inflamación, lo cual es necesario para ayudar a nuestros cuerpos a sanarnos de las lesiones.

Es importante entender, que una inflamación que dura demasiado tiempo, aumenta el riesgo de enfermedades crónicas.

Las personas de la tercera edad que se sienten solas también podrían poseer células inmunitarias debilitadas, las cuales son necesarias para combatir los virus, lo que las hace más vulnerables a algunas enfermedades infecciosas.

La investigación apoyada por el Dr. Cole y otros investigadores muestra que tener un sentido de misión y propósito en la vida está relacionado con la salud de las células inmunológicas. Ayudar a otros a través del cuidado o del voluntariado también ayuda a las personas a sentirse menos solas.

“Trabajar por una causa o propósito social con otros que comparten sus valores y son dignos de confianza pone en contacto a la persona de la tercera edad con otros, y ayuda a desarrollar un mayor sentido de comunidad”

Estudios genéticos sobre los efectos de la soledad en personas de la tercera edad

En otro estudio financiado por el NIA, los investigadores están tratando de entender las diferencias entre el aislamiento social y la soledad y cómo pueden influir en la salud. También están tratando de identificar las posibles interacciones entre los genes y el entorno de los adultos mayores afectados por el aislamiento social y la soledad.

Estudios anteriores han estimado la herencia de la soledad entre el 37% y el 55% mediante el uso de mellizos y enfoques basados en la familia. “Los individuos de la tercera edad que no son propensos genéticamente a sentirse solos pueden, por ejemplo, sufrir mucho menos de aislamiento social, mientras que otros se sienten solos a pesar de estar rodeados y ser parte de una vida social rica”, según Nancy Pedersen, Ph.D., profesora de epidemiología genética en el Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia. “También estamos interesados en entender qué papel juega el estatus socioeconómico en estas asociaciones.”

Usando datos de estudios en gemelos, el Dr. Pedersen y los investigadores encontraron que tanto el aislamiento social como la soledad son factores de riesgo independientes, y que el riesgo genético de la soledad predijo significativamente la presentación de rasgos cardiovasculares, psiquiátricos (trastorno depresivo mayor) y metabólicos en personas mayores. Los antecedentes familiares no tienen demasiada relevancia en este aspecto.

“Necesitamos identificar a las personas que son más propensas a sufrir de aislamiento social y soledad y a aquellas que se beneficiarían más de las intervenciones”, dijo el Dr. Pedersen. “Las intervenciones para el aislamiento social pueden parecer muy diferentes de las intervenciones para los que se sienten solos.”

Más allá de la genética, entender los determinantes sociales de la salud y el papel de los procesos sociales e interpersonales en el envejecimiento y la longevidad saludables, es otra dirección de investigación en los NIH. Los científicos están empezando a aplicar este marco a la investigación sobre el aislamiento social y la soledad.

“Las investigaciones futuras deberán aclarar hasta qué punto la soledad y el aislamiento social son maleables y, de ser así, ¿cuáles son los enfoques más eficaces?

Demostrar que podemos mover la aguja en estos factores de riesgo es un primer paso crítico hacia el desarrollo de intervenciones efectivas”, dijo el Dr. Nielsen.

También se necesitan mayores investigaciones para aclarar qué tan grande es el cambio en la soledad o el aislamiento social para lograr un cambio significativo en la salud.

envejercer de forma óptima 2019

Los mejores consejos para disfrutar de la tercera edad y envejecer de forma óptima Informe 2020

¿Qué significa envejecer de forma óptima? Vivimos en una sociedad en donde se pondera la juventud, es habitual que los medios de comunicación nos bombardeen con información de como vernos ...
Leer Más
el turismo en la tercera edad 2019

Destinos turísticos recomendados para personas mayores de la tercera edad (Informe 2020)

Cualquier persona que haya viajado mucho seguramente te podrá decir que existen ciertos destinos turísticos que se adaptan de mejor manera a ciertas personas de un determinado grupo etario en ...
Leer Más
perros y adultos mayores de la tercera edad 2019

¿Qué debe saber una personas mayor de la tercera edad antes de adoptar un perro? Beneficios y consideraciones Informe 2019

Ya sea para evitar la soledad o mejorar aspectos de tu salud, estos son algunos de los principales motivos para adoptar una mascota en la tercera edad. En este informe ...
Leer Más
diversión en adultos mayores 2019

La diversión y los pasatiempos de la tercera edad ¿Por qué es importante jugar y divertirse en esta etapa de la vida?

A menudo nos olvidamos lo divertida que puede ser la vida, esto ocurre en todas las etapas de la vida, sin importar la edad. Es importante comprender que, la búsqueda ...
Leer Más
pet therapy in the elderly

Los beneficios de la terapia con animales en personas de la tercera edad 2019

Los múltiples beneficios que traen con sigo las mascotas a las persona mayores de la tercera edad Cualquiera que haya acariciado las suaves orejas de un perro o que haya ...
Leer Más
enviar abuelo a geriátrico

¿Es el hogar de ancianos la mejor opción para tu familiar de la tercera edad?

La difícil decisión de enviar a un geriátrico a tu persona querida de la tercera edad Para responder a esta pregunta, tienes que tener la mente fría, y evaluar con ...
Leer Más
¡Haz clic para puntuar este artículo!!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *